Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/jenofonte/dormitorio.demuebles.es/infantiles.php:11) in /home/jenofonte/demuebles.es/api/ini1.php on line 26

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/jenofonte/dormitorio.demuebles.es/infantiles.php:11) in /home/jenofonte/demuebles.es/api/ini1.php on line 27

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/jenofonte/dormitorio.demuebles.es/infantiles.php:11) in /home/jenofonte/demuebles.es/api/ini1.php on line 28

Dormitorios infantiles

Normalmente el dormitorio del bebé comienza siendo una guardería, utilizándolo para bañarlo, cambiarlo y alimentarlo, guardar su ropa y pañales y artículos de toilette. Luego se convierte en un cuarto donde aparte de dormir sea un cuarto de juegos, y cuando comience a ir a la escuela se tendrán que combinar instalaciones para dormir, jugar y estudiar.

Puede que en algún momento tenga que ser compartido con un hermano, y cada uno de los ocupantes querrá tener un área privada. La etapa final puede ser el cuarto privado de un adolescente, incluso una especie de cuarto de estar para cuando invite a amigos.

Es importante diseñar el dormitorio infantil de tal manera que pueda adaptarse a las diferentes etapas del niño, arrancando con unos pocos elementos básicos que se puedan agregar y cambiar a medida que el niño crece y necesite más espacio para guardar sus cosas.

Las superficies principales deben ser resistentes y fáciles de limpiar, ya que soportarán un tratamiento rudo. Los colores principales suelen ser brillantes, alegres y estimulantes. Una opción para decorar las paredes es usar los personajes preferidos del niño en vez del empapelar la pared, cenefas decorativas, cubrecamas… ya que es más fácil y barato de cambiar a medida que la novedad se pierde.

Por ello, empiece con una guardería básica. Esta claro que algunos de los elementos tendrán que adaptarse al tamaño del niño: la cuna, las sillas y mesas infantiles, estantes bajos de libros, un primer pupitre…

Existen cunas que se transforman en cama. Son un mueble-cuna, con mesita y cajones inferiores, que una vez que quede obsoleto para el niño, se desmontan, transformándolo en una cama de 90 más una mesilla de noche y un escritorio.

En el dormitorio infantil no utilice armarios y muebles en escala reducida, sino que adapte los interiores de muebles normales para guardar ropas pequeñas, modificando el espacio para colgar y los interiores de las cómodas a medida que cambia lo que se quiere almacenar. Trate de elegir algo ya fabricado, al cual se le puedan añadir elementos nuevos, o bien compre y pinte algún mueble viejo.

Cuando el niño comienza a caminar, se le debe dejar espacio para jugar y guardar juguetes. Una alfombra puede dar a la estancia un toque cálido y decorativo, a la par que evite el contacto entre el suelo frió y el niño.

A menudo se puede usar la zona que se encuentra debajo de la ventana para colocar una caja con juguetes con una tapa que se levante, que puede ser acolchada para convertirla en un asiento. O bien coloque en ese lugar dos muebles bajos y encima de ellos ponga una tabla dejando un espacio entre ellos para usarlo como mesa.
Otra idea práctica que se puede encontrar de manera fácil, son las cajas de plástico de colores llamativos con rueditas. Se pueden guardar los juguetes dentro de ellas y guardar estas debajo de la cama, la mesa, o los armarios.

También es muy usual de disponer de cajones bajo la cama, de diferentes tamaños y medidas. Si la cama no dispone en si de esos cajones, use cajas con ruedas, ya que es un espacio muy grande donde se pueden guardar muchas cosas. Hay casa de muebles que elevan la cama, y la diseñan de manera que parezca un juguete más: una casa de muñecas, un teatro, una estación de ferrocarril…

Si la habitación va a ser compartida, existen diferentes tipos de combinaciones, aparte de colocar las dos camas separadas por la mesilla. Se superponen las camas, formando ángulos rectos entre sí, con espació por debajo de una y por encima de otra para almacenamiento, sacando mesas deslizables según el espacio disponible…

Según el hobby del niño se irá adaptando el espacio, usando caballetes plegables con una mesa firme para hacer un puzzle, colocar carriles para trenes, construir maquetas, e incluso servir como mesa de ping-pong.

Empresas destacadas